Bebé lanquina sobrevivió a accidente en Mafil, gracias a silla de seguridad instalada en automóvil

Eran las 14.30 del miércoles cuando Juan Antonio Obando, que se encontraba trabajando en Los Ángeles, recibió el llamado de su hijo, en el cual le informaba que vecinos comentaban que había un accidente en la ruta que une Valdivia con Máfil y que su familia estaba involucrada.

No tenían más antecedentes, llamó a su cuñado para preguntar lo que sucedía, pero nadie podía responder si su hija de nueve meses, su esposa, cuñados y suegra estaban con vida.

La familia Sepúlveda Moreno, de la comuna de Lanco, había viajado a Valdivia a buscar unos exámenes que determinarían si la menor tenía problemas cardíacos. Sin embargo, cuando volvían a su casa, felices con la noticia de que la menor estaba totalmente sana, impactaron de frente con un camión que en su trayectoria también aplastó un furgón con personas dializadas.

Se registraban nueve muertos y 11 heridos, pero Juan Antonio no lo sabía, por lo que decidió viajar de vuelta a casa. Fueron tres horas de angustia. Recién a las 19.30, Obando se enteró de que su mujer, Mirta Sepúlveda; su cuñado Víctor Sepúlveda y su suegra, Brígida Moreno, estaban en la lista de fallecidos, mientras que su hija y su cuñado Jorge Sepúlveda estaban en el Hospital de Valdivia, en estado grave.

“Mirta era mi compañera de vida, tranquila, humilde y una gran madre. Mi hija era todo para ella”, dijo el hombre sobre su mujer fallecida. En cuanto al estado de salud de la menor, Obando explicó que presenta una pequeña fractura en el cráneo y está en observación. Sin embargo, “despertó y me reconoció”, dijo.

El padre afirmó que la niña “iba en una silla de seguridad y al momento del impacto se mantuvo ahí”, por lo que le habría salvado la vida, sumado a la rápida ayuda prestada por las primeras personas que llegaron al lugar del accidente, permitiendo su oportuno traslado a un centro de salud.