Con diversas muestras de cariño fue despedida Sor Ernestina en Purulón

Desde el momento que se conoció la información del deceso de la religiosa de la Congregación Franciscana, de manera espontánea se conocieron expresiones de cariño y recuerdo.

Sor María Ernestina Schreiber Müller, religiosa de la Congregación Franciscanas del Sagrado Corazón de Jesús, con casa Madre en Purulón, fue conocida por su gran aporte al proceso evangelizador y de formación en la primera infancia de Malalhue y las ciudades donde se dedicó a la labor misionera.

Sor Ernestina llegó a Malalhue en la década de 60, proveniente desde Alemania, dedicada directamente al trabajo formativo en la edad pre escolar, en su calidad de Educadora de Párvulos, estableció en Malalhue el Jardín Infantil Sagrada Familia, con una modalidad de infraestructura de corte alemán.

La canalización de aportes extranjero permitió que muchas familias y organizaciones sociales de la comuna de Lanco contaran con su apoyo desinteresado, en el ámbito de infraestructura fue gestora y benefactora de la construcción del templo de la Parroquia San José Obrero

Sor Paulina, Superiora de la Congregación Franciscana en Chile, agradeció las diversas muestras de cariño para ellas, indicado que la muerte de una persona es triste “pero para nosotros los cristianos es también una esperanza de vida, sabemos que las personas no morimos definitivamente” sostuvo la religiosa.

 

El Consejero Luis Cuvertino, resalto los hermosos testimonios que fueron escuchados desde el momento de saber de la muerte de Sor Ernestina, “un merecido reconocimiento a quienes han entregado una importante función, como Congregación y antes de que el propio Estado entregara educación” detalló el CORE Cuvertino Gómez.

 

El ex alumno de Sor Ernestina, actual Historiador profesor de la Universidad Católica de Temuco, Hernán González Quitulef, entregó algunos detalles de las “valientes hermanas Franciscanas”, quienes en el año 1936 decidieron dejar su patria, Alemania, para venir a trabajar y apoyar la labor de Los Capuchinos en Chile.

 

Sor María Ernestina Schreiber Müller, descansa en paz en el Cementerio Parroquial de Purulón en la comuna de Lanco.