En Lanco, la lluvia impidió observar la masiva presencia de personas que acostumbramos ver en el cementerio el día 1 de noviembre

Este Día de Todos Los Santos, durante la mañana precipitó de manera considerable, por la tarde la lluvia fue en declinación.

Las intensas precipitaciones disminuyeron la presencia de personas que concurren frecuentemente hasta el Cementerio Municipal de Lanco, a visitar a sus deudos todos los días 1 de noviembre, los más valientes sortearon las inclemencias del tiempo para adornar las tumbas y acompañar a sus seres queridos.

El cementerio local recibió a visitantes el día de Todos Los Santos, en perfectas condiciones; limpio y muy ordenado, mérito de las personas de aseo y ornato del municipio local, que laboran en este recinto municipal durante la semana y que este día feriado se les vio cumpliendo turno de manera normal.

Familiares y amistades llegaron adornar las respectivas sepulturas de quienes descansan en paz, expresión de cariño y tradición.