En Lanco, Ministro Monckeberg dio inicio al programa Quiero Mi Barrio 2020

El programa “Quiero mi Barrio” tiene por objetivo contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de barrios que presentan problemas de deterioro urbano, segregación y vulnerabilidad social, a través de un proceso participativo de recuperación de los espacios públicos y de los entornos urbanos de las familias, desde áreas verdes, equipamiento deportivo y comunitario, hasta el mejoramiento de calles y veredas.

El propio ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristian Monckeberg, junto a los vecinos de Barrio Bosque Sur de Lanco recibieron la noticia que comenzará a ejecutarse el programa del Minvu Quiero Mi Barrio. Esto significa una inversión de 808 millones de pesos para obras urbanas y sociales en la comuna, que los mismos vecinos definirán en un proceso altamente participativo.

Al respecto el secretario de Estado destacó que “es un programa muy bonito porque permite que las familias del sector sean beneficiados con 808 millones, que significa eso, que las familias durante los próximos años van a dialogar que es lo que quieren para su barrio, mobiliario, juegos, canchas deportivas, mejora del espacio público, cualquier de ese tipo de inversiones las conversan, las debaten y finalmente se van concretando”, indicó el secretado de Estado.

 

Por su parte, el alcalde Rolando Peña Riquelme, señaló que “estamos muy contentos de comenzar con el programa Quiero mi Barrio este 2020, sin duda que es un gran avance para nuestros vecinos, una gran oportunidad para mejorar el entorno de las poblaciones La Conquista, Padre Hurtado y El Bosque, y con ello mejorar la calidad de vida de 500 familias que viven aquí. Agradecemos también al ministro Monckeberg por validar nuestra gestión y visitar hoy nuestra comuna para dar esta gran noticia, que conlleva una tremenda inversión” indicó el alcalde Peña.

En el tema barrio en Lanco; son 500 familias con una población de 1.450 personas que habitan en una zona emplazada en la periferia de la ciudad, geográficamente separadas por un extenso sitio eriazo de propiedad de ex ferrocarriles del Estado. El sector está compuesto por viviendas sociales, en su mayoría provenientes de erradicación de campamentos.

Es un barrio en donde existe la necesidad de trabajar espacios públicos, que hoy están en condiciones precarias, aportando con más lugares para el deporte, recreación y seguridad para sus vecinos.