SEC llama a extremar cuidados al usar estufas ante bajas temperaturas en la zona

Un llamado a que la comunidad extreme las medidas de cuidado al comprar, instalar y utilizar, en sus viviendas, artefactos de calefacción, realizó la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, SEC, con la finalidad de evitar intoxicaciones por monóxido de carbono o explosiones por acumulación de gas.

El Director Regional de SEC, Humberto Rovegno, explicó que “antes de comprar una estufa es fundamental definir las necesidades de calefacción que tiene cada familia, ya que no es lo mismo calefaccionar un hogar con bebés o adultos mayores, que requieren un calor permanente, que un departamento de dos adultos, que trabajan y que están gran parte del día fuera”.

Esta definición se puede realizar a partir de cuatro factores: seguridad, emisiones, operación y costos. En seguridad se debe analizar aspectos como la presencia de niños pequeños, que pudieran entrar en contacto con estufas, para evitar quemaduras.

Las emisiones son un elemento importante, ya que las estufas que funcionan con gas o parafina, generan monóxido de carbono, gas venenoso imperceptible, invisible y sin olor, que puede generar, en caso de intoxicación, dolores de cabeza, mareos, náuseas, confusión o debilitamiento general e incluso la muerte, por lo que se recomienda ventilar, periódicamente los espacios a calefaccionar.

Otro aspecto destacado es la operación, “donde se debe revisar el tipo de recarga que se requiere, pues hay que considerar que algunos combustibles como el kerosene deben ser comprado en las estaciones de servicio, bajo ciertos aspectos de seguridad».

Es importante señalar que todas las estufas y equipos de calefacción deben contar con su SELLO SEC, etiqueta que certifica que han superado una serie de pruebas de seguridad y que cumplen con los estándares que exige la normativa.