Autoridades regionales destacan creación de la Subsecretaría de la Niñez a un mes de Gobierno

En el marco de la creación de la Subsecretaría de la Niñez y la adolescencia por parte del Presidente Sebastián Piñera, este viernes el Intendente regional César Asenjo, junto a la seremi de Gobierno Ann Hunter, visitaron el Centro de Estimulación Temprana “Inka Poyen” de Valdivia.

Las autoridades regionales conocieron parte del trabajo que impulsa este proyecto educativo, orientado a apoyar a niños y jóvenes de entre 0 y 23 años en situación de discapacidad, y que va en la línea de inclusión que impulsa el Gobierno. Tanto el intendente como la vocera regional conocieron cada uno de los módulos de trabajo.

Al respecto, el Intendente César Asenjo, destacó la labor diaria que realiza este y otros establecimientos dedicados a mejorar la calidad de vida de los niños y niñas en situación de discapacidad. “Esta visita refleja el real compromiso que nos ha pedido el presidente Piñera que tengamos con nuestros niños y niñas. Los Niños Primero es más que una frase para nuestro Gobierno, es una deuda con quienes son el futuro de Chile y a quienes no les fallaremos. Es por ello que la creación de la Subsecretaría de la Niñez es un reflejo de las acciones que nos permitirán brindar mayores y mejores oportunidades a nuestros niños” señaló la primera autoridad de Los Ríos.

Por su parte, la seremi Hunter explicó que “el compromiso y la voluntad del Gobierno de nuestro Presidente Sebastián Piñera es colocar a nuestros niños primero, avanzar en la construcción de un país que garantiza no sólo sus derechos, sino que un mundo de oportunidades para que desarrollen sus talentos y tengan una vida más feliz”.

Junto al intendente quisimos visitar este maravilloso proyecto llamado Inka Poyen, que significa amigo que ama, porque es una iniciativa que va en la línea de nuestro Gobierno: inclusión e integración, porque chile lo construimos entre todos, y queremos un país más grande y más feliz. Dónde todos nuestros niños tengan las mismas oportunidades para crecer y desarrollarse”, agregó Hunter.

Finalmente, Henrriet San Martín, directora del centro Inka Poyen, destacó el trabajo que se realiza en el colegio. “Me parece súper bueno que las autoridades estén preocupados por la niñez, y me parece aún mejor que en vez de visitar un establecimiento tradicional hayan visitado un colegio enfocado en la educación especial. Para nosotros como centro de estimulación temprana, nos es muy importante poder trabajar en favor de una verdadera inclusión, la cual debe partir desde temprano, desde la niñez”, apuntó.

Cabe destacar que el Centro de Estimulación Temprana Inka Poyen atiende a niños y jóvenes de entre 0 y 23 años, que tengan algún tipo de capacidades diferentes. Actualmente cuentan con una matrícula de 80 estudiantes y su principal objetivo es preparar su inserción en el mundo laboral a través de acceso a la educación técnico.

.

.