FUCOA busca empujar la cultura rural de Chile con nueva versión de exitoso concurso literario

El XXVI Concurso “Historias de Nuestra Tierra” busca descubrir el talento literario de adultos y niños de todo el país.

Hasta en sus lugares más recónditos, nuestro país cuenta con una innumerable cantidad de tradiciones, costumbres, mitos y leyendas, y quienes deseen rescatarlos a través de un relato tienen una oportunidad única para hacerlo con el concurso “Historias de Nuestra Tierra” impulsado por la Fundación de Comunicaciones, Capacitación y Cultura del Agro (FUCOA), del Ministerio de Agricultura.

Durante sus 25 años de historia, este concurso se ha posicionado como uno de los más esperados y exitosos, tanto por la calidad de relatos generados como por la buena respuesta por parte de miles de personas que han deseado compartir sus experiencias. Sólo en 1993, cuando se publicó la primera antología, ya se habían recibido 400 obras en las distintas categorías de relato.

De forma inédita, esta XXVI versión suma dos Premios Especiales de participación con “Migrantes” y “Oficios Tradicionales”, que se suman a los ya existentes “Pueblos originarios”, “Mujer rural”, “A la trayectoria” y “Profesor rural”. Todos los participantes deberán escoger una de las tres categorías disponibles para concursar, consistentes en “Historias Campesinas”, “Poesía del Mundo Rural” y “Me lo Contó mi Abuelito”, esta última dirigida a menores de 14 años.

El concurso organizado por FUCOA premiará a un ganador por cada categoría y región del país, y sus obras serán publicadas en una antología que rescata anualmente los textos más destacados, y que es una fuente de permanente consulta en bibliotecas y colegios de todo Chile.

Quienes deseen participar, deben enviar sus relatos hasta el próximo 31 de agosto en forma física a las oficinas del Ministerio de Agricultura o Seremi en la región correspondiente, o de manera digital a través de www.concursocuentos.cl, sitio también habilitado para conocer en detalle las distintas categorías y condiciones de participación.

.

.