78° Aniversario de Malalhue, material histórico destaca el 26 de noviembre de 1943 como inicio de su regularización

La etimología de la palabra Malalhue, se remonta a las comunidades mapuches que antiguamente dominaban la zona, y cuyo significado sería “lugar cercado”.

Antecedentes históricos que hablan de los inicios de la localidad de Malalhue, centro poblado de la región de Los Ríos, que sin embargo no es comuna.

Malalhue, antecede a la presencia del Estado Chileno, puesto que “la voz Malalhue”, centra sus raíces en la cultura mapuche, pudiendo encontrar la presencia del territorio, junto al loof Külche (hoy Quilche) en un mapa levantado hacia fines del siglo XVIII, puesto que habrían constituido un importante territorios o puntos de referencia que albergaban en su seno un número relevante de población, según lo señala el Misionero Juan Ignacio de Molina, el año 1787.

Por su parte, para el viajero alemán Pablo Treutler; el río Leufucade constituía una vía de comunicación entre Valdivia y la zona de Huenehue en la comuna de Panguipulli.

A mediados del siglo XIX, el territorio de Cülchi-Malalhue, comenzaría a transitar de un espacio mono-culturalmente a otro de relaciones interétnicas e interculturales, específicamente en el valle del río Leufucade, curso hídrico que desde 1912, se constituyó en la ruta institucionalizada que conectara los centros urbanos de Lanco y Panguipulli (según Marqués, 1918).

La presencia de población “winka”, se iría acentuando específicamente durante la década de 1920, con un progresivo arribo de población chilena (trabajadores agrícolas y forestales) en busca de trabajo, en los fundos creados por Adolfo Stegmaier o Cloromido Cornui.

La llegada de dicha población forzó la necesidad de fundar la Escuela Misión “San Miguel” en el fundo de Quilche hacia 1927 y desde ésta, partir a misionar a Malalhue, con el objetivo de atender los requerimientos evangelizadores y educativos de la población mapuche y chilena (Crónica Misión de Purulón, 1927).

MALALHUE PUEBLO:

Desde su incorporación a la comuna de Lanco, el sector, jugó un rol relevante en la dinámica humano-cultural de sus habitantes, y por ende en su construcción, proceso que iba de la mano de una serie de proyectos de infraestructura, presentados en 1920 y 1927, que buscaban construir un ramal ferroviario que conectara Lanco y Panguipulli, cuyo punto medio iba ser la estación de Quilche (Archivo Regional Araucanía, 1920-1927), poder así articular económicamente la comuna al circuito económico regional, a través de la producción bovina y forestal que se generaba en los campos y fundos de Lanco.

Este proceso será un factor gatillante, que para el año 1935 articulará una góndola que hará tal vez el primer recorrido oficial y constante, entre el sector y Lanco (según lo indica la Crónica Misión de Purulón, 1935), esto motivado por el asentamiento de trabajadores agrícolas-forestales, lo que habría conformado una primera estructura “urbana” por alrededor de 10 casas, las que se estarían articulando junto a las comunidades indígenas de Huillomallín y Nihual –Mapu, sumando los aserraderos y fundos existentes en sus alrededores.

Lo anterior, permite una dinámica que a su vez se veía beneficiada por la entrega de terrenos por parte de los ingenieros de FF.CC, que diseñaban una futura estación ferroviaria. Dicha relación, se acentuaría a tal grado que para fines de la década, motivaría el traslado de la Escuela Misional desde Quilche al sector del actual Malalhue en el año 1939 .

El aumento de alumnos para la educación y su evangelización, fue un factor que permitiría indicar que la Fundación de Malalhue data de principios de la década de 1940 (Acuña. N. et al, 1978).

La activación de la organización civil Malalhuina de la época, permitió el traslado del Retén de Carabineros desde el sector de Quilche al nuevo poblado, a demás de constituirse en la primera estructura cívico-participativa con el denominado Comité de Adelanto de Malalhue, hoy Junta de Vecinos y que habría sido la gestora del reconocimiento institucional de la localidad como “pueblo” en el año 1947.

Con el trascurrir del tiempo, su gente y el devenir de la modernización, han permitido un desarrollo sustancial, logrando adelantos que permiten un bienestar y desarrollo de la ciudadanía y sus organizaciones, en lo posible, luchando por mantener la idiosincrasia que identifica a Malalhue y su gente, perseverancia, identidad y respeto en la diversidad.

Actualmente Malalhue es considerada una ciudad emergente, con un crecimiento y urbanización relativamente rápida, lo destaca en su última década la regularizado de más de un 80% de la pavimentación de sus calles, restauración y mejoramiento de edificaciones y servicios público y el crecimiento poblacional de fluctúa cercano a las 6 mil habitantes.

Administrativamente Malalhue depende de la Ilustre Municipalidad de Lanco, municipio liderado por el alcalde Malalhuino, Juan Rocha Aguilera, las fuerzas vivas de esta zona son sus instituciones; deportivas, culturales, sociales, educacionales y religiosas, siendo representado territorialmente por la Junta de Vecinos que preside Don Víctor Obreque Pardo.

Como dice su escudo; «Unión y Progreso» para Malalhue y su gente…Feliz Aniversario 78°.

 

Fuente de la Información:

Material histórico; Profesor de historia, historiador y académico de la Universidad Católica de Temuco, el malalhuino Hernán González Quitulef.

Fotografías; gentileza de SurTop, Topografía.