A partir del día lunes 3 de agosto se prohíbe la entrega de bolsas plásticas en el pequeño comercio a nivel nacional

La fiscalización dependerá de los municipios y las sanciones serán aplicadas por el juzgado de policía local correspondiente.

El día lunes 3 de agosto, la ley implementada el año 2018, la que prohíbe las bolsas plásticas en el comercio de todo Chile, vivirá un nuevo hito al ampliar esta restricción a pequeñas y medianas empresas que hasta el momento tenían permitido dar dos de estos productos por compra.

Desde el Ministerio de Medio Ambiente se explicó de la forma en que se aplicará esta nueva fase, al cumplirse dos años desde que comenzó su aplicación gradual en todo Chile y que convirtió al país en el primero de América Latina en prohibir por ley las bolsas plásticas.

Desde la cartera de Medio Ambiente, se explicó que previo a la publicación de la ley, se usaban 3.400 millones de bolsas plásticas al año, lo que se traduce en 200 bolsas anuales por persona. Panorama que cambió drásticamente ya que se han dejado de entregar 5.000 millones de bolsas plásticas desde que entró en vigencia esta ley, evitando que muchas de ellas terminen contaminando los barrios, ríos o playas.

Esto cobra aún más relevancia considerando que la fabricación de una bolsa demora 1 minuto, tiene una vida útil de 15 a 30 minutos, pero tarda 400 años en degradarse.

Fiscalización y excepciones

La ley indica que las bolsas plásticas en que se envasan alimentos no están prohibidas (como bolsas de arroz o fideos). Tampoco aquellas que su uso sea necesario por razones higiénicas o para evitar el desperdicio de alimentos. Así, la bolsa de la feria, que va en contacto directo con las frutas o verduras, sí se podrá seguir entregando, aunque el llamado, como ya lo hace mucha gente, es llevar las reutilizables.

La ley establece multas de hasta 5 UTM por cada bolsa plástica que se entregue de manera indebida. Esta multa es para el comercio, no para los clientes. Para la determinación de la sanción, se considerarán el número de bolsas plásticas entregadas, la conducta anterior del infractor y su capacidad económica.