Ex Seremi de Educación reprochó que JUNJI llame al retorno presencial de párvulos

Como una medida irresponsable con el grupo etario más vulnerable, calificó el ex seremi de Educación de Los Ríos, Eduardo Rosas el llamado de la Junji al retorno a clases presenciales de los niños de educación parvularia en las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, que actualmente se encuentran en fase 4 de la pandemia por coronavirus.

“La dirección regional de Junji Los Ríos comunicó a sus funcionarios de los jardines infantiles y salas cunas que tendrán que retomar su trabajo con los párvulos en forma presencial, a pesar que hoy esta región se encuentra en una expansión de contagios por Covid-19. Nos parece irresponsable esta medida, no es el momento, más aún cuando las condiciones sanitarias no están”, aseguró Rosas, quien fue además director regional de Junji.

Rosas advirtió que se está llamando al retorno presencial a 26 establecimientos Junji en Los Ríos, de los cuales 3 están funcionando en Paillaco, La Unión y Lanco y comentó que según los propios funcionarios de la entidad pública, recién están comenzando a llegar algunos kit sanitarios (mascarillas, alcohol gel, amonio cuaternario, entre otros) a establecimientos urbanos, pero falta la implementación en los jardines de los sectores rurales y las medidas concretas con las que trabajarán los funcionarios y educadores con los niños, concluyó.

Recordemos que desde Junta Nacional de Jardines Infantiles de Los Ríos, informan que desde este 23 de septiembre, los funcionarios acudirán a 26 recintos para comenzar a prepararse para la reapertura, cuya fecha oficial será revisada según las condiciones de cada lugar.

Al respecto, la Directora Regional de Junji, Carolina Recabal, aseguró que “no se realizará un retorno masivo, sino que en la medida que se cumplan las medidas preventivas, se irán informando a las comunidades educativas y posteriormente a las familias de los menores.

Preliminarmente serán 26 unidades educativas de un total de 55 en la región de Los Ríos, que eventualmente retomarían sus actividades presenciales, posiblemente desde la próxima semana o primeros días de octubre, aunque serán los propios padres quienes decidirán si envían o no a sus hijos a los establecimientos.