Fue promulga ley que endurece sanciones a quienes agredan a bomberos en acto de servicio

La nueva ley determina en caso de lesiones graves, se aumenta la pena de 541 días a 3 años, ahora a 3 años y 1 día hasta 5 años. En tanto, para las lesiones menos graves, se aumenta la pena desde 61 días a 540 días, hasta 541 días hasta 3 años.

Dicha promulgación se efectuó el día domingo 26 de julio, ocasión donde el Presidente de la República, Sebastián Piñera, acompañado por la primera dama, Cecilia Morel; el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, el Presidente Nacional de Cuerpos de Bomberos de Chile, Raúl Bustos Zavala y representantes del voluntariado, anunció la promulgación de la ley que endurece las sanciones contra las personas que agredan a bomberos durante el ejercicio de su labor.

Esta iniciativa, proveniente de mociones parlamentarias y promovida por el Gobierno, busca dotar a bomberos y bomberas, de mayor protección para el desarrollo de su necesaria labor para la seguridad de la ciudadanía.

Para ello, se aumentan las penas del delito de lesiones graves y menos graves contra Bomberos en el ejercicio de sus funciones, equiparándolas a las penas de graves delitos como lesiones en contexto de violencia intrafamiliar.

La ley brinda protección a todos los miembros de los Cuerpos de Bomberos del país al momento de ser víctimas de lesiones durante la ejecución de sus labores.

Para las lesiones graves, se aumenta la pena desde 541 días a 3 años, a 3 años y 1 día hasta 5 años. En tanto, para las lesiones menos graves, se aumenta la pena desde 61 días a 540 días, hasta 541 días hasta 3 años.

De esta manera la pena se iguala con la de otros delitos graves del Código Penal, como las lesiones cometidas en contexto de Violencia Intrafamiliar, cuando se ejecutan en contra de un menor de 18 años o en contra de un adulto mayor o persona en situación de discapacidad por quienes tengan encomendado su cuidado.

Esta ley forma parte de un compromiso del Gobierno con la protección de diversos funcionarios públicos como los funcionarios de la salud, profesores y policías.