Prueba de Transición muestra nuevas reducciones de brechas entre establecimientos científico humanistas y liceos TP

Desde el MINEDUC y el DEMRE destacan el aporte que ha significado la incorporación de las preguntas del “nuevo tipo” que miden competencias en vez de conocimientos y que han con-tribuido a reducir las brechas.

La Subsecretaría de Educación Superior, junto con el DEMRE, dieron a conocer los resultados de la segunda Prueba de Transición que se aplicó exitosamente en un formato por etapas y bajo estrictas medidas sanitarias, producto del contexto dado por la pandemia por Covid-19.

A partir del proceso de admisión 2021 -y según la Ley 21.091- el Ministerio de Educación, a través de la Subsecretaría de Educación Superior, pasó a ser responsable del sistema de acceso a la educación superior. Junto con el Comité Técnico de Acceso, se le introdujeron cambios que tenían como objetivo aumentar la equidad, fomentar la diversidad y aportar mayor flexibilidad. Uno de los más notorios fue la eliminación de la Prueba de Selección Universitaria (PSU) y su reemplazo por la Prueba de Transición (PDT), la que a diferencia de la prueba anterior tiene menos contenidos específicos y contempla la incorporación gradual de preguntas de un nuevo tipo, las que evalúan aquellas competencias que son esenciales para el éxito en la educación superior.

Resultados Nacionales de la Prueba de Transición 2022

De un total de 275.631 personas inscritas (82% de ellos inscritos por primera vez), más de 235 mil (+7mil) asistieron durante las jornadas de aplicación a rendir las pruebas de transición. De esta manera, el porcentaje de asistencia se mantuvo respecto del proceso anterior (86%). Esta situación, da cuenta del exitoso trabajo de preparación que contó con la colaboración de múltiples instituciones.

Siguiendo la tendencia de los resultados del último proceso, hubo una reducción de las brechas entre los egresados de establecimientos científico humanistas y técnico profesionales en todas las pruebas, lo que para el subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas “constituye una muy buena noticia, pues los cambios introducidos a las pruebas durante los últimos dos años han permitido reducir los espacios de inequidad entre los jóvenes egresados de establecimientos científicos humanistas y técnicos profesionales, permitiéndoles a estos últimos demostrar de mejor forma sus talentos”.

En la misma línea la directora del DEMRE, Leonor Varas, aseguró que: “Tal como en la rendición anterior, los resultados de los puntajes de la PDT nos dejan una buena sensación, a pesar de la pandemia y sus desiguales efectos en las oportunidades de aprender. Sobre todo, porque se vuelven a estrechar las brechas entre los estudiantes de establecimientos científico-humanistas y los de establecimientos técnico-profesionales. La PSU generó una deuda con estos últimos y creemos que con los cambios que estamos realizando, contribuimos de a poco a mitigarla, haciendo de este un sistema más equitativo para todas y todos, sin importar dónde cursaste tu Enseñanza Media».