Reconocido homenaje póstumo a profesora Georgina Alvarado, desde Agrupación de Profesores Jubilados de Lanco

Agrupación de Profesores Jubilados «Alegría de Vivir» homenajea a la recientemente fallecida maestra lanquina.

En estos tiempos; en que la humanidad ha sido estremecida por la fuerza de signos siniestros que se escapan al control que el hombre ha querido manejar; todo se hace convulsivo y de difícil comprensión, cuando se nos ha despojado de nuestra propia libertad .

Nuestro GRUPO DE PROFESORES JUBILADOS “ALEGRÍA DE VIVIR”; Conscientes que nuestros tiempos se acercan al ocaso de la vida; hemos de respetar las normas establecidas. Muchos arrastramos el saquito de dolencias que quebrantan nuestra salud. Unos más pesados que otros. De estas últimas condiciones, por muchos años, en calidad de postrada y con mucha resignación, estuvo nuestra amiga, socia profesora Georgina de Lourdes Alvarado Mancilla, quien Dios llamó a su presencia el amanecer del domingo 21 recién pasado a la edad de 84 años.

Hoy queremos a través de este medio,rendir un merecido póstumo homenaje;que dado a los protocolos actuales de estado de pandemia, no pudimos realizar.

Profesora , colega y socia Georgina de Lourdes; formó parte de la nómina de fundadores del GRUPO PROFESORES JUBILADOS “ALEGRIA DE VIVIR” con el Nº24 del libro de registro de socios y acta de constitución del 07 de junio del año 2011.-

Ella nació en Achao el 23 de Abril de 1936, la mayor de 5 hermanos junto a su familia vivió en la ciudad de Castro. Con el fallecimiento temprano de sus padres, se trasladó a Coronel, luego a Valdivia.

Desde muy joven abrazó la docencia enseñando en sus inicios a personas adultas siendo un gran desafío en su vida.

Fortalecida con experiencia y título como Profesora normalista; su labor la ejerció en sectores rurales como Neltume,escuela Nº 68 sector Puyehue de Panguipulli. En Malalhue junto al director Don Eulalio Andrade en los inicios de Escuela Fiscal hoy Liceo República del Brasil en los años 50. También en Pureo, Calquinco, El Guiñe. En Lanco: Escuela Consolidada, Liceo B9 y finalmente su querida escuela Alberto Córdova Latorre.

Se retira de las aulas con 41 años de docencia.

Quienes le conocimos como colega y quienes fueron sus alumnos podemos dar fe de: Una sencilla maestra normalista de lo que siempre sintió orgullo aseverando:
“nosotros los normalistas tenemos conocimientos en todas las áreas”, para ejemplificar que podía hacer clases en la asignatura que le establecieran”.

Nos hace meritorio destacar sus virtudes y valores que la definen como persona: de gran sensibilidad social y sentido común, honesta, gran dedicación por su familia, caritativa, sencilla, servicial y humana. Puso en práctica el sentido de humanización como tarea en la educación. Enfoque que hoy se ha alejado de las políticas educacionales y que ha provocado la queja social de la desigualdad.

Todas y todos los educadores de ese entonces, sabemos los roles que desde hace más de 6 décadas un maestro debía realizar además de educar. Así fue como Georgina supo contribuir al desempeño de roles paralelos a los programas de estudios de esos tiempos. Luchar y hacer más llevadero las distancias y acercamiento hacia el lugar donde se ubicaba la escuela. Así como las precarias condiciones de pobreza, carencia de oportunidades, la injusticia social y económica latente en los sectores rurales.

Su contribución sería realizar (además de educar) roles de enfermera, cocinera, notario, juez mediador, secretaria, consejera, árbitro entre muchos.

Gran maestra Georgina: En su vida espiritual abrazó el Grupo Cursillo de Cristiandad siendo “Cursillista” dejando de manifiesto que tal como el Maestro de Galilea, los frutos de su semilla
Se verán en quienes fueron sus alumnos.

Rogamos a Dios el Gran Hacedor dé fortaleza a su familia a su esposo, hijos y nietos.

A Jacqueline su hija y colega: Queremos tomar de su mano e invitarla a estar aquí donde Georgina su madre tuvo un lugar especial.

Con ALEGRÍA DE VIVIR; que es la salud intensa provocada en un contagio cósmico que al brotar fortalece el ánimo y el cuerpo.

Aquí; donde nos reconocemos como depositarios de la memoria, del respeto y sensatez por todos estimados.

Aquí; donde nuestros miedos, soledad, tristeza, incertidumbre y desazón, desaparecen en un proceso generoso de convivencia y reencuentro con Dios como sostenedor.
Bienvenida donde todos juntos compartimos la ALEGRÍA DE VIVIR”.

Querida Profesora, madre, colega y socia GEORGINA DE LOURDES.
Descansa en la Paz del Señor.

Nerys Silvia Mora Contreras
Presidenta